0

Es una enfermedad metabólica que provoca que la piel se muestre abultada de forma irregular y con pequeñas depresionesde forma irregular (lo que se conoce como “piel de naranja”) generalmente en la parte lateral de los muslos o en las nalgas. Suele aparecer en la mayoría de las mujeres en periodos de cambios hormonales como la pubertad o un embarazo. 

La celulitis “se forma debido a un aumento del número o del volumen de los adipocitos, estos adipocitos son células de grasas que, al aumentar su tamaño también pueden originar la compresión de los capilares”, informa Rocío Escalante, farmacéutica y experta en Dermofarmacia. Por un lado, “hay una alteración en la lipogénesis, es decir, se acumula más grasa de la que se utiliza (lipolisis), y por otro, existe retención de agua y se hinchan por falta de drenaje. Las fibras se endurecen y el metabolismo se dificulta, agravando la piel de naranja”.Según la Academia Española de Dermatología y Venereología(AEDV), entre un 85 y un 98 por ciento de las mujeres tiene celulitis en algún momento a partir de su adolescencia. En el caso de los hombres, el porcentaje es mucho menor, aproximadamente del 10 %. Suele afectar en mayor medida a la raza blanca que al resto

“Lo que conocemos comúnmente por celulitis (no la celulitis médica que consiste en un estadio final de una infección bacteriana que puede causar una necrosis) será en principio un problema estético“, informa Marta Hermosín, especialista en Nutrición y Dermocosmética del Instituto de Dermatología Integral

Aun así, recuerda que “en muchos casos la celulitis es el “pico del iceberg” de un problema mayor como una mala circulación, una alimentación inadecuada, un problema hormonal o incluso una intolerancia alimentaria. Es por ello que se debe hacer un diagnostico precoz de la misma y evaluar ante qué tipo de celulitis estamos y en qué grado nos encontramos (hay cuatro grados)”. Con una técnica sencilla de escala de celulitis se puede valorar la causa y, por ende, el tratamiento más adecuado, ya que no todas las celulitis se tratan de la misma forma.

Síntomas

La mayoría de las mujeres con celulitis suele presentar la piel de naranja por primera vez en su pubertad. Aparte de su apariencia, esta parte de la piel suele tener un tacto rugoso, y al presionar con los dedos la marca se queda visible.

Además se puede sentir una leve sensación de pesadez en la zona afectada y hormigueo.

Causas

La celulitis se forma por una sobreproducción hormonal que hace que las células adiposas dejen de funcionar correctamente. Al no poder realizar su función de drenaje correctamente, estas células se inflaman, aumentan de tamaño y se vuelven rígidas, lo que interfiere con la circulación de líquidos. Todo ello provoca la piel de naranja y la rigidez de dicha zona de la piel afectada.

Las causas que pueden producir esa sobreproducción hormonal son:

  • Cambios hormonales naturales en la mujer, como la pubertad o un embarazo.
     
  • La toma de alguna hormona artificial como los estrógenos.
     
  • Llevar una vida sedentaria.
     
  • Una alimentación con un alto índice en sodio.
     
  • Utilizar ropa muy ajustada.

Es importante señalar que la obesidad no está directamente relacionada con la celulitis. “Son dos entidades totalmente diferentes”, señala Sáez de Santa María. “No tiene relación directa con el peso de la paciente, de hecho, la celulitis aparece muy habitualmente en pacientes delgadas, e incluso aquellas que realizan ejercicio físico de forma habitual”, apunta.


Clasificación

Según la AEDV, la celulitis tiene cuatro fases:

  • Grado 1: la piel de naranja aún no se observa.
     
  • Grado 2: la piel de naranja aparece al comprimir la piel.
     
  • Grado 3: la piel de naranja aparece al ponerse de pie.
     
  • Grado 4: la piel de naranja es permanente.
     

Además, según cómo se muestre la piel, también se puede diferenciar entre distintos tipos:
 

  • Piel dura: el tacto es mucho más duro que el resto de la piel. Suele aparecer en mujeres que hacen ejercicio y cuya celulitis se encuentra en grado 2. “Aparece en mujeres jóvenes, incluso aunque hagan deporte. Esta celulitis está asociada a desarreglos hormonales y puede ir acompañada de estrías. Se localiza en la cara externa de los muslos y las caderas (las famosas cartucheras) o en las rodillas. Es visible cuando pellizcamos la piel, no se ve a simple vista”, describe Escalante.
     
  • Piel flácida: la zona de piel es mucho más blanda que de costumbre. Se da en mujeres sedentarias o que han perdido peso de forma súbita. “Suele aparecer a partir de los 30-35 años, en personas con vida sedentaria. Se localiza en los muslos, el abdomen, la cara interna de los brazos, los glúteos e incluso la espalda. Se ve a simple vista”, informa Escalante.
     
  • Piel edematosa: se trata de un caso grave de celulitis muy poco frecuente. Provoca hinchazones y dolor en la zona afectada. “Se localiza en las extremidades inferiores y se caracteriza porque puede doler al tacto“, señala Escalante. “Puede aparecer en mujeres jóvenes y también de mayor edad. La piel presenta a simple vista el aspecto de la típica piel de naranja”.
     
  • Mixta: una combinación de las anteriores, es la forma más habitual de celulitis.

El último grado sería el “lipedema, pero no se incluiría dentro de esta clasificación puesto que ya no es una alteración a nivel estético, sino una enfermedad y su tratamiento no es a base de tratamientos médicos, sino quirúrgico”, señala Mercedes Sáez de Santa María, de la Clínica Dermatológica Internacional. 

Diagnóstico

El diagnóstico es sencillo. Se realiza “mediante una exploración médica y un correcto diagnóstico observacional, se realiza un estudio de las zonas afectadas”, señala Hermosín. Además, “con la prueba de la pinza se comprueba el tipo y el grado de celulitis que presenta cada paciente“. Por otra parte, la realización de una serie de preguntas sobre el estilo de vida y antecedentes personales, serán de gran importancia a la hora de prescribir el mejor tratamiento posible.

Prevención

La celulitis es prevenible, y la forma de conseguirlo consiste en modificar algunos hábitos de vida para corregir este problema. Algunas de las acciones que se pueden llevar a cabo son:

  • Una dieta rica en potasio, vitamina C y vitamina E.
     
  • Evitar los alimentos con sodio.
     
  • No tomar alcohol ni café.
     
  • No fumar.
     
  • Beber agua en abundancia.
     
  • Hacer ejercicio de manera regular.

El deporte es importante, sobre todo los deportes de fuerza. “Hacer deporte es fundamental para combatir la celulitis, pero hay que tener en cuenta que el deporte de cardio -en el que quemamos calorías- es estupendo para la pérdida de peso, pero es muy importante combinarlo con el ejercicio de fuerza para adquirir masa muscular“, aconseja Escalante. “Cuanto más musculo tengas, más calorías se queman y el aspecto de la piel de naranja mejora. Cuanto más deporte hagas, tu piel estará más tersa y firme, y la celulitis será menos visible”.


Tratamiento

Existen fármacos que ayudan a eliminar los tejidos adiposos como aquellos con efecto lipolítico, los que actúan directamente en el tejido conjuntivo, los activadores de la microcirculación, el retinol o la fosfatidilcolina.

También se puede acudir al dermatólogo para recibir tratamiento contra la celulítis. Algunos ejemplos de tratamientos estéticos para luchar contra la celulitis serían:

  1. Radiofrecuencia y ultrasonidos: “La combinación de estas dos técnicas permite actuar en dos planos diferentes de la piel. Por una parte, provoca un calentamiento localizado en las capas más profundas de la piel afectadas por la celulitis de forma que disminuye el tamaño de las células grasas (adipocitos), mientras que por otro lado enfría las capas superficiales para proteger las estructuras de la piel”, señala la experta del Instituto de Dermatología Integral.
     
  2. Ondas acústicas de alta energía: “Actúan directamente sobre las células grasas, consiguiendo disminuir su tamaño. Mejoran la microcirculación sanguínea, por lo que la grasa se drena más rápidamente de forma natural. Además, estimula la formación de colágeno, por lo que la piel aparece más firme y tersa”.
     
  3. Mesoterapia corporal: “Consiste en microinyección de vitaminas, minerales y oligoelementos que, aplicados directamente sobre las zonas afectadas, facilitan la eliminación de toxinas y grasa y líquidos”.

Tomado de


Conoce más sobre nuestro tratamiento CELLULITE EPDM REMOVE

Tiene un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
× ¿Cómo puedo ayudarte?