0

Hablar de probióticos y de sus beneficios en el equilibrio de la flora intestinal es algo ya conocido por todos. Pero ¿qué sabemos de las bacterias habitan de forma habitual en nuestra piel?

La piel es el mayor órgano de nuestro cuerpo, es una formidable barrera física cuya función es la de proteger nuestro cuerpo y ejercer de conexión con el exterior. Pero la piel es mucho más que una gran capa compuesta de células. La piel es un complejo ecosistema en el que conviven infinidad de microorganismos, la mayor parte de los cuales son beneficiosos. El término para describir este conjunto de microorganismos que viven en nuestra piel es microbiota cutánea.

Es probable que cuando escuches a la gente hablar de las bondades de los prebióticos y los probióticos para la piel tu primera reacción sea no creer lo que dicen. Sin embargo se ha demostrado que estos actúan de manera muy positiva en la dermis.

Y es que al igual que en ocasiones necesites reforzar tu flora intestinal, seguramente pasarás por momentos puntuales en los que también tengas que reforzar tu flora cutánea o microbiota.

Lo creas o no, en tu piel habitan también microorganismos que  sirven para  reforzar la barrera encargada de protegernos del exterior. De hecho, actúan como moduladores de la respuesta inmune, reducen la inflamación, refuerzan la barrera cutánea y dificultan la ocupación del territorio cutáneo por otras bacterias patógenas, protegiéndonos así de enfermedades.

La edad, la dieta, el estilo de vida, algunos fármacos y sobre todo el tipo de cosméticos de higiene son factores que pueden alterar o afectar la microbiota cutánea. Cuando usamos cosméticos muy agresivos, además de la suciedad, también eliminamos la barrera defensiva de la piel. Es importante mantener una composición equilibrada de la microbiota para evitar la colonización por bacterias indeseadas. Cuando el equilibrio del ecosistema se ve alterado, se generan consecuencias negativas que causan la aparición de afecciones dermatológicas cutáneas.

¿Qué son los probióticos y cómo benefician a nuestra piel?

Los probióticos son un suplemento bacteriano de microorganismos beneficiosos con nuestra flora. Se pueden consumir por vía oral o aplicar tópicamente. De esta manera, los probióticos tienen potencial tanto terapéutico como preventivo: los estudios demuestran que los probióticos fortalecen el sistema inmune y la barrera de la piel, ayudando a tratar y prevenir condiciones como eccemas, dermatitis y acné.

Cuida tu piel con la ayuda de probióticos

Para mantener una piel suave, elástica, flexible y capaz de hacer frente a las agresiones externas e internas, debemos mantener un nivel de hidratación adecuado para reforzar la barrera cutánea. Cuando se encuentra alterada, no protege adecuadamente, disminuye su capacidad de hacer frente a los agentes externos y esto da lugar a una piel deshidratada que incluso se puede volver sensible.

TOMADO DE: www.vistafarma.com

En PIELIS INSTITUTE contamos con productos de la marca TOSKANI que te ayudaran a cuidar tu piel con la ayuda de probióticos y prebióticos, como lo es el Anti-ageing + HA ampoules

Tiene un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
× ¿Cómo puedo ayudarte?